17 junio 2019

HAN FINALIZADO LA CARRERA MONSTRUOSA

GADEA, 5 años



ALEJANDRO SAIZ, 6º curso

Su historia final: EL ROBO CONQUENSE
Allá por 1989 un ladrón recorría día tras día los callejones y pasadizos de la ciudad conquense. Todas las noches, entorno a las cuatro de la madrugada entraba a las casas de la gente a robarles las pertenencias de un valor elevado: joyas, dinero... e incluso algunos pequeños diamantes.
Todos los días planeando el robo, todos los días cumpliendo el plan. Así los 365 días del año.
   Allá por 2004, una persona descubrió al ladrón y llamó a la policía para que lo pillaran con las manos en la masa. Una mañana, la policía fue a su garaje para ver a dónde iba a ir el ladrón esa noche. Y así pasó. Fueron por la noche a esa casa y ¡lo arrestaron!. 
   Y así acabó una larga temporada de robos.



AINARA HUETE, 6º curso

 Su historia final: LAURA, NEIZAN Y EL PRINCIPITO
   Érase una vez una niña de 8 años llamada Laura que tenía un hermanito recién nacido llamado Neizan. Su mamá todas las noches les contaba un cuento para dormir. Cuando Laura tenía 10 años, Neizan tenía 2 añitos y le encantaban los cuentos.
    La mamá se puso enferma y no sabían por qué. Laura tuvo que ayudarle en todo, en las tareas del hogar, con Neizan, etc
   Como a los dos les encantaban los cuentos, decidió ir a la biblioteca a por cuentos para leer por el día y por la noche. El que más le gustó fue El Principito y decidió contarle a Neizan esa historia por las noches.
   Conforme iba pasando el tiempo e iban creciendo se iban olvidando del cuento poco a poco y el libro se puso muy triste.
   El día 16 de noviembre la mamá murió debido a un cáncer extraño no identificado.
   El pobre librito se quedó abandonado y sentía que nadie le quería. Por eso se fue a buscar a otras personas que le quisieran más. No encontró a nadie y se puso a llorar, mientras se iba a la basura.
   Laura, un día, quiso leerlo otra vez, pero no lo encontraba. Se puso a buscarlo muy desesperada por todo Villamundo, hasta que... de repente lo vio. Se puso muy contenta y el libro le preguntó:
- ¿Por qué ya no me queréis? ¿Por qué ya no me leéis como antes? 
- Pues porque conforme los niños van creciendo van queriendo otras cosas -le respondió Laura.
   Siempre tenemos que valorar lo que tenemos porque algún día nos faltará y lo echaremos de menos.

20 mayo 2016

EL BOSQUE: Visita a El Remolino, Villalba de la Sierra

Ayer, los alumnos de Villalba de la Sierra fuimos andando a El Remolino, con motivo del proyecto El Bosque.

Primero plantamos árboles: pinos, carrascas y bojes. Nos ayudaron los chavales de la asociación juvenil de Villalba: Raquel, Lydia, Jesús, Daniel, Isabel y Ángela, y Fernando, padre de Jaime y Paula.
Después almorzamos, que bien lo merecimos después de cavar.
Luego, recogimos muestras de árboles, arbustos y plantas aromáticas con la profesora Sonia, que nos iba explicando cada planta.
Al final, hicimos una batida para limpiar un el paraje de papeles y plásticos; pues estaba un poco sucio, a pesar de tener un contenedor de basura.
Nos acompañaron también Javier, responsable de cultura del ayuntamiento, el alcalde, Amador y algunas madres de ex alumnos.

















 

05 mayo 2016

EL BOSQUE: Visita a la Mata, Sotos.

Los alumnos de Sotos estuvimos en La Mata para iniciar el proyecto de El Bosque.
Nos acompañaron:
Carmela, la abuela de Emilio y Mateo, y Luis, el abuelo de Ángela, para enseñarnos las plantas.
Alicia, la madre de Sergio, que nos habló de los incendios forestales en verano y de cómo se previenen en invierno, y de la procesionaria de los pinos.
Y José Miguel, el padre de Luis Mi, que  nos enseñó cómo se resina.
Recogimos muestras de árboles y algún fruto, arbustos y flores (y algún insecto). Calcamos las formas de los troncos de los árboles. Vimos una torre de los forestales. Almorzamos y después aprendimos cómo se resina.